FORD PROCO
Sui generis por derecho propio. Dúo de culto, artsy, sin links a escenas ni modas de ocasión. Ford Proco es considerado un proyecto pionero de  la música electrónica de avanzada en Tijuana.  A lo largo de más de 15 años sus componentes han logrado desarrollar una visión muy particular sobre la composición musical denominada "Autoconst", derivada de diferentes estilos (minimalismo, pop, ruidismo) y herramientas (cintas, synthes, sampler, la computadora).


Wito Lavolt y Robert Ford tienen todo una trayectoria dentro de la música electrotijuanera. El primero por su participación en los grupos Neo Danza,  Plaza Roja, El Rastro, Fetiche, Artefakto, Motoróxido y La Noria; el segundo, por sus participaciones radiales (Sintonía Pop, Noarte y Static Radio) y sus nexos con los zines, El Centro de la Rabia y Velocet.

Su andanza musical recorre los terrenos de la música ruidista, la cultura del cassette, la conexión de los movimientos artísticos de vanguardia y el technoise que no reniega de influencias atípicas dentro del género.  Mutando sin olvidar su pasado, el dúo tijuanense abraza sin pudor nuevas influencias y las integra con buen tino en su música.



Lauro SaavedraEn 1986, L.S. forma Ford Proco como un medio caótico de expresión.
Por el grupo pasa de manera efímera Roberto de la Torre (Pioneros) con el cual graba algunos temas.

En 1987 edita de forma independiente -y casera- una cinta llamada "El fin de la infancia (muerta)" que le valió el reconocimiento  en el circuito  de la música elctrónica experimental hispana. Sale un artículo del grupo en la revista especializada "Cloruro Sónico" (España).

L.S. tras su paso por grupos como Plaza Roja, Fetiche, RUR y siendo en la actualidad miembro de Artfakto decide retomar el proyecto Ford Proco. En su aventura lo acompaña R.C. ex-integrante de Bostich y miembro del T.C.N.


La música de Ford Proco, responde a todo lo que el nombre sugiere: ruido, deshumanización, técnica. El resultado es un collage de música electrónica - experimental, funk minimal, noise y auto-const.

El concepto del grupo es fuerte y así está expresado en las letras y samples. Emociones llevadas al extremo

Ford Proco

Lauro Saavedra: voz/ programación
Roberto Castañeda voz/ manipulación




Foto Ana Cristina RamosEn sus inicios Ford Proco apostaba por el cut-up, el ruidismo y la repetición posindustrial; de esa etapa se editaron algunas cintas que obtuvieron buena respuesta en el circuito underground español Tras un receso de un par de años, en los que sus miembros se dedicaron a otros grupos, en 1991 vuelve Ford Proco como un dúo formado por Lauro Saavedra y Robert Castañeda.

Con una propuesta fuerte, tanto musical como estética, lo suyo iba por linderos del techno hardcore, la música industrial y el experimentalismo sónico. Combinando influencias tan diversas y dispares como los son Cabaret Volatire, Coil, La Dama se esconde, Joy DIvision ó Meat Beat Manifesto con la literatura sci-f, los movimientos artísticos de ex-vanguardia y la cultura de shock, realizaban presentaciones aquí y allá muy gratificantes.

Participaron en el proyecto Below San Onofre que reunió en compacto a bandas electrónicas del area Tijuana San Diego, lo que les permitió acceder a un público mayor. También intervendrían en la recopilación "A ella le gusta el olor del silencio", casette producido por el popular programa de radio tijuanero. Después vendría la grabación de su primer disco, "Fragmentos de ocio en el hocico del cerdo" (Opción Sónica, 1994), que reunía material corrosivo de la primera época y sus acercamientos a la nueva música de baile. En 1994 ganan el Arca de Neón como mejor grupo electrónico en Tijuana.

Siempre interesados en ser punta de lanza, incorporan a su sonido elementos del trip hop, del ambient, el noise, el breakbeat, la música de películas y pasan vía sampler todo por la batidora Proco. El resultado es un arriesgado intercruce de la música electrónica para el 2000.
Prueba de ello es el tema "Biod-r", que quedaría registarado en la recopilación "Ritmos de Ciudad" (RDC, 1995).

A partir de 1996 se han dado diversas colaboraciones que reedituan y exploran otro camino sonoro: de la participación groovy de Peter Christopherson y John Balance (de los míticos Coil), a esa versión techno líquida de "Selector de Frecuencias" con Servando Carballar - el mismísimo Aviador Dro- en la voz. También reclutan a Iaia vocalista de Nona Delichas, remezclan y son remezclados por Nacho Canut (Fangoria, Calígula 2000).

"Vértigo de lodo y Miel" disco próximo a editarse, los encuentra en su más alto nivel propositivo, un disco para marcar distancias y para consolidarlos como la otra opción de la música electrónica mexicana.

Rafael Saavedra Tj 1998








FORD PROCO: Mi unico fantasma